Robert Henke es un compositor, artista y desarrollador de software, nacido en 1969 en Munich, Alemania. Es principalmente conocido por sus contribuciones a la música electrónica contemporánea y por sus trabajos con láser.

La columna vertebral y el corazón de sus creaciones son máquinas y algoritmos, que utilizan reglas matemáticas, operaciones aleatorias controladas y sistemas de retroalimentación complejos. Muchas de sus instalaciones cambian lentamente durante largos períodos de tiempo, y están específicamente concebidas o adaptadas para ubicaciones únicas.

A menudo incluyen elementos de incertidumbre intencional, que dan lugar a resultados no completamente predecibles y una variación infinita. La mayoría de ellos utilizan tecnología láser combinada con sonido para crear experiencias audiovisuales únicas. Su trabajo musical tiene un enfoque particular en el ritmo, el timbre y el color, y es reconocido como un explorador pionero de la síntesis de sonido envolvente y campo de onda. Su proyecto a largo plazo Monolake, fundado en 1995 junto con Gerhard Behles, se convirtió en uno de los íconos clave de una nueva cultura de clubes electrónicos que surgió en Berlín después de la caída del Muro. Entre las colaboraciones recientes más importantes se incluye un trabajo para ensemble y electrónica junto a Marko Nikodijevic, encargado por IRCAM y el conjunto intercontemporain, y conciertos con el compositor audiovisual Tarik Barri.

Durante su carrera como artista digital multidisciplinar, Robert Henke desarrolló un conjunto de herramientas y sistemas para aplicar a sus instalaciones visuales, así como a sus actuaciones musicales y grabaciones. El desarrollo de este software forma, por tanto, parte integral de esta práctica artística y del propio proceso creativo. Algunos de los programas de computadora que desarrolló para sus propios fines, más tarde, se pusieron a disposición del público y son utilizados por innumerables artistas en todo el mundo. Henke es uno de los principales creadores de Ableton Live, un software que, desde su invención en 1999, se convirtió en el estándar para la producción musical y redefinió completamente la práctica de la música electrónica.

Ha dado conferencia sobre el sonido y el uso creativo de las computadoras, habiendo desarrollado también tareas docentes en la Universidad de las Artes de Berlín, el Centro de Investigación Informática en Música y Acústica (CCRMA) en la Universidad de Stanford, el Instituto de Investigación y Coordinación Acústica / Música (IRCAM) en París, y el Estudio Nacional de Artes Contemporáneas – Le Fresnoy, en Lille , Francia.

Sus instalaciones, actuaciones y conciertos se han presentado en la Tate Modern de Londres, en el Centro Pompidou de París, en el Palazzo delle Espos. izioni en Roma, Le Lieu Unique en Nantes, PS-1 en Nueva York, MUDAM en Luxemburgo, MAK en Viena, Palazzo Grassi en Venecia, la Galería de Arte de Nueva Gales del Sur en Australia, KW Institute for Contemporary Art en Berlín, STRP Bienal en Eindhoven, y en innumerables festivales como Unsound, CTM, MUTEK, Sonar, New Forms Festival. Robert Henke vive y trabaja en Berlín

Sitio web oficial: http://www.roberthenke.com/

Fuente texto: http://www.roberthenke.com/

Fuente imágenes: http://www.roberthenke.com/

 


HENKE, ROBERT, Lumière (audiovisual laser performance series), 2013.

Palabras clave: luz, láser, sonido percutivo.

Lumière es una serie de conciertos que explora el diálogo artístico entre los láseres de alta precisión y los sonidos percutivos. El software, desarrollado por el artista, permite generar sucesiones rápidas de formas visuales y eventos sónicos asociados, y manipularlas en tiempo real. Lumière es un trabajo en progreso permanente, cada actuación como una instantánea del estado actual.



HENKE, ROBERT, Atlantic waves, 2001.

Palabras clave: improvisación colectiva, red audiovisual, software.

Atlantic Waves es una red audiovisual de improvisación basada en una aplicación de secuenciación de red autoescrita. La idea original era encontrar una forma sencilla de realizar espectáculos junto con Scott Monteith (‘Deadbeat’) a través de Internet, pero sin transmisión de audio. Desde el principio, el proyecto tenía un fuerte componente visual ya que la interfaz se proyecta detrás del ejecutante. Esto permite a la audiencia seguir las acciones de ambos participantes. En versiones más recientes del software, la parte visual se convirtió cada vez más en una obra de arte en sí misma y la interacción entre el sonido y la imagen se volvió mucho más compleja.